Mirnie Vanhanen

¿Por qué?

Dos palabras, una sola pregunta. Algo que todos nos hemos preguntado toda la vida, por alguna cuestión u otra, pero últimamente en este año 2020, ha sido la pregunta más formulada – ya sea sola, o seguida de infinitas combinaciones.

Este año, sin ninguna duda, ha sido muy duro para la humanidad, para nuestros amigos los animalitos también; para la vida cotidiana que todos tratamos de seguir. Para los que realmente dan de su parte al esfuerzo para salir del caos que es el virus covid-19. ¿Qué tan duro ha sido para las personas que sufren de enfermedades o discapacidades? ¿De problemas psicológicos? ¿Cómo ha aumentado esta pandemia el tumulto de la depresión? No hay forma de llegar a porcentajes o números, porque todas y cada una de las situaciones son únicas y también delicadas.

Personalmente, no sufro de depresión, pero si soy introvertida y aunque un poco antisocial, no me opongo a disfrutar de un café con alguna amiga o amigo, ya sea siempre que seamos solo nosotros dos. Tres son multitud. He descubierto que las consecuencias del aislamiento durante esta pandemia han aumentado mi ansiedad e introversión.

Siempre he disfrutado salir y explorar los eventos alrededor de la ciudad en donde vivo. Nunca he necesitado salir en grupos grandes ni de estar entre las multitudes, aunque suele suceder, pero siempre he sido una persona muy independiente y disfruto mis escapadas sin compañía. Eso era la normalidad para mí. Ahora, ese es un mandato de vez en cuando, ya que la pandemia fluctúa hacia arriba y hacia abajo y los casos aumentan en diferentes áreas del mundo. Lo que antes era normal para mí, es lo que tiene que caer en lo “normal” para el mundo, y me ha hecho un poco más reclusa, porque ahora no es mi decisión propia y aun así tengo que tomar medidas más drásticas para no tener proximidad con la gente; aunque sean parte de mi familia.

Las cenas familiares al azar no existen por ahora. Las visitas a nuestros mayores están suspendidas. Causan distancia entre familias, soledad, incertidumbre, y a veces, aunque quisiéramos estar con ellos, no se puede o no es prudente, ya que las personas con enfermedades crónicas tienen alto riesgo de infección. 

Estas situaciones pueden causar problemas psicológicos, encima de una enfermedad crónica, ya que muchas personas que sufren de enfermedades cardiacas, diabetes, el cáncer, o de enfermedades respiratorias, no pueden recibir visitas ni andar de visita, más que todo los ancianos, para poder protegerse del virus.

Las personas que sufren de enfermedades psicológicas, en mi opinión, son las que más han sido impactadas por el aislamiento durante esta pandemia.

El contacto humano es imperativo. Extrovertido, introvertido, ermitaño o no, todas las personas necesitan soporte emocional, físico y psicológico de alguna manera. Mantenerse en aislamiento constante daña nuestra mentalidad, genera miedo, terror, paranoia e, inclusive, pensamientos suicidas en alguien que no tiene las habilidades para lidiar con la depresión, la ansiedad o pensamientos aun más graves.

Es la era de la tecnología, y tener amistades a la distancia y por medio de las redes sociales tal vez pueda aliviar esos sentimientos y pensamientos, las situaciones de incertidumbre mental, una manera de mantenernos al tanto con personas familiares, de noticias, pero siempre son un arma de doble filo.

A veces la misma depresión y la ansiedad pueden llegar a causar obsesión en buscar información no verídica y puede que esas acciones causen más daño que alivio o educación sobre los eventos actuales.

Sería prudente mantener un eje cuando se navegan las redes sociales, leer noticias y artículos de fuentes legítimas no más. Claro, es más fácil decirlo que hacerlo, pero dentro de lo que cabe, tratar de mantener un régimen de paz interna, llama a que uno mismo busque maneras de cuidarse a sí mismo.

Mucha gente no puede darse el lujo de tener un buen círculo de amigos y familiares. Tal vez tu vecino no tiene familia cercana, o alguien en tu trabajo que no es local y ambos viven solos. Este virus puede que cause trastorno de estrés postraumático, o que intensifique un trastorno de estrés postraumático previamente existente. Si eres una persona que no tiene más remedio que estar ahí fuera, trabajando, pregúntale a la persona a tu lado cómo le va, ofrécele una sonrisa. No cuesta nada hacer un acto de bondad, de consideración y amabilidad. En algunos casos, un mensaje o texto telefónico cambia el estado mental de alguien. Ofrecer a hablar con alguien por las redes sociales podría salvarle la vida a un ser querido. Todos estamos pasando por lo mismo, algunas personas lo sufren más que otras, todo esto no es normal, pero es temporario.

Mantenerse informado, mantenerse en contacto con familia, conocidos, al tanto de acontecimientos y saludable es imperativo para sobrevivir este lío del virus. Ayudar al prójimo como a sí mismo también. Observa, cumple con las reglas impuestas para evitar más pérdida. Si sabes de alguien que necesite ayuda con su salud mental, es tu obligación humana ayudarle a esa persona. Si necesitas ayuda, pídela. Comunícate con alguien. No hay vergüenza en buscar ayuda. La vida no tiene precio.

Mientras estemos pasando por el proceso de superar esta pandemia, ese mensaje de texto que le mandaste a alguien querido podrá ser respondido, y quizás tú también lo necesites. Uno nunca sabe quién sufre en su salud mental y quién no. Juntos podemos ayudarnos todos con la más leve acción de humanidad:

“¡Hola! ¿Cómo estás?” 

Y si alguien no te responde, no preguntes “¿Por qué?”

Mejor pregúntate “¿Por qué no?”

“Lo que la salud mental necesita es más luz solar, más franqueza y más conversación sin vergüenza” – Glenn Close

One Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s