Guitarra

Pasatiempos

Dia 9

No he tocado guitarra en mucho tiempo, creo que desde que le pedí matrimonio a mi prometida. No he sentido ese dolorcillo en la yemas de los dedos, ni oído el susurro de los arpegios en si bemol. Si, como nota musical, ¿lleva tilde? Un golpe en el cajón para desempolvar recuerdos y el sabor a cigarrillo de antaño, y las cuerdas ajustadas al compás del reloj. Mi, si, sol. Dicen por ahí que puedes apagar todos tus sentidos menos el oído. Mi, si, sol, re. También que hay melodías que detienen el tiempo, y si el tiempo no pasa no pasa nada. Mi, la, re, sol. Quizás mi pasatiempo favorito es tratar de no pensar porque me mantiene ocupado y no preocupado. Mi, mi, re, la. 

Mi lugar de trabajo cerró en un esfuerzo para evitar la propagación del virus. Un poquito tarde pero cada uno cree sus propias mentiras. Al menos estamos bien, ¿no? No estamos varados en medio de ninguna selva ni incomunicados, ni estamos enfermos o con hambre y señores, eso es ser optimista —un vaso medio lleno es mejor que uno vacío, a menos que sea veneno. ¿Qué hay en la refri para comer? Ojalá no tenga que salir hoy día. 

Ahora despierto más tarde de lo normal, y más tarde aún cuando trato de hacerlo temprano. Y si despierto temprano para llevar a mi novia al hospital donde trabaja, siempre regreso al cráter calentito de mi lado de la cama. ¿Será que tanto me gusta dormir? Los días son larguísimos y tengo tanto tiempo para hacerlo todo que no hay prisa por hacer nada ahorita. La pereza como virtud debilita, se arrastra y te rasca una ampolla escondida entre los pliegues de la barriga. Mejor abro las redes sociales. 

Han salido más casos a la luz. ¿Será una bioguerra política? Mi novia dice que no es que más gente se enferma de la noche a la mañana, sino son infecciones que sucedieron semanas atrás y que recién salen a luz luego del contagio, el periodo de incubación, los síntomas y el examen. No sé si eso me tranquiliza o me deja pensando. ¿Quedarse adentro vale la pena? No digo que no, pero ¿a qué hora empezamos a ver los buenos resultados? Yo entiendo lo de la curva, pero este túnel es recto y no se ve nada al fondo. 

Tengo un amigo que acaba de tener a su hijita y me pongo a pensar qué haría yo si estuviera en sus zapatos. La gente se está desesperando pero felizmente nosotros no. Nosotros pensamos. No mientas, mentiroso, tú también has comprado enlatados por comprar. Y has encontrado más escondites para cuando te den tus antojitos. Así no se puede bajar de peso. 

He visto que hay personas que ayudan en sus comunidades. ¿Y si yo hago eso también? Quiero ayudar a los más necesitados. No todos, sólo los que estén cerca, y los que de verdad necesitan… pero entonces ¿no cuenta si es solo conveniente? Porque igual estaría ayudando, pero no es altruista. ¿Y cómo decides quien lo necesita más? Mejor no hago nada. ¿Y por qué la gente está comprando tanto papel higiénico? A lo mejor puedo regalar algo del nuestro. Pero regalar lo que te sobra no es compartir sino egoísmo camuflado de caridad. 

La espiral de pensamientos no tiene fin. ¿Cómo sale uno de su cabeza? Creo que son sólo las nueve pero el celular dice que ya perdí toda la mañana. ¿Y si duermo un poquito más? Total este virus ya es parte de nuestras vidas. Siguiente canción, por favor. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s